El aprendizaje colaborativo es una técnica didáctica que promueve el aprendizaje centrado en el alumno basando el trabajo en grupos por medio de la resolución de problemas, casos, aprendizaje de conceptos, etc.

Los elementos esenciales del aprendizaje colaborativo son:

  • Cooperación
  • Responsabilidad
  • Comunicación
  • Trabajo en equipo
  • Autoevaluación

¿Cómo lograrlo?

Tres tipos de grupos colaborativos:

  • Grupo Formal: El rango que abarca el grupo formal va desde un período de clase a varias semanas. El profesor puede estructurar actividades académicas o requerimientos del curso para trabajar dentro del grupo base. Los grupos base aseguran que los estudiantes estén involucrados de manera que organicen material, lo expliquen y lo integren en estructuras conceptuales.
  • Grupo informal: Son los grupos que más se utilizan para trabajos que pueden durar desde unos minutos hasta todo un período de clase.
  • Grupo base: Los grupos base son grupos de largo alcance, o de largo plazo, pueden durar hasta un año, son grupos heterogéneos con una membresía estable cuyo propósito principal es el de brindar a cada uno de sus miembros apoyo, ayuda y asistencia en cada una de las necesidades que surjan mientras se lleva a cabo una tarea que llevará al progreso académico.

Realiza los siguientes pasos:

  • Seleccionar una lección pertinente para el trabajo del aprendizaje colaborativo.
  • Formar grupos (según los requerimientos de la lección). Preferiblemente de forma heterogénea para incentivar la discusión y el trabajo en equipo.
  • Asignar roles dentro del grupo (supervisor, administrador de materiales, secretario, controlador del tiempo, motivador, etc.)
  • Desarrollar la actividad
0
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 + 5 =